La Gaceta de Almería

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

El funeral de la niña de cuatro años presuntamente asesinada por su madre se celebra mañana en Sorbas

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

El funeral de la niña de cuatro años de edad que murió ayer por asfixia presuntamente a manos de su madre, Marina G.G., de 36 años y nacionalidad belga afincada en Sorbas (Almería) se celebra mañana en la Parroquia de Santa María de la localidad a partir de las 11,00 horas.

 

   Así lo expresaron fuentes eclesiásticas a Europa Press, quienes precisaron que, los cuerpos sin vida de la madre de la niña, quien se quitó la vida en una horca tras asestar varios golpes con un hacha a su madre, S.B., de 67 años de edad y de nacionalidad belga, serán repatriados a su país de origen.

   En este sentido, fuentes de la Embajada belga precisaron a Europa Press que el Ministerio de Asuntos Exteriores de este país se encarga de gestionar los trámites oportunos para trasladar los cadáveres de las ciudadanas belgas a su lugar de origen.

   Los restos mortales de la niña de cuatro años llegaron minutos después de las 15,00 horas al tanatorio municipal de Sorbas donde será velada durante toda la noche, tras la autopsia practicada en el Instituto de Medicina Legal (IML) de la capital.

   Según el relato de lo hechos dado desde el ayuntamiento, el suceso ocurrió ayer cuando el padre de la niña, un hombre de 40 años vecino de la localidad de Sorbas e hijo a su vez de un ex trabajador municipal, se encontraba en el municipio a la espera de la llegada de su hija para que participara en las fiestas del carnaval.

   Tras varias llamadas al móvil de su ex pareja en las que no consiguió respuesta, éste se dirigió hasta el domicilio de la niña, un cortijo de la pedanía de El Mayordomo en Sorbas, en donde también se encontraba la abuela de la misma quien llevaba varios días de visita en la localidad.

   Una vez llegado hasta el domicilio, el hombre encontró un cartel manuscrito en la puerta de la vivienda en el que se indicaba que las llaves de la casa las poseía una vecina de la barriada, ocupada por  unas 15 residencias próximas al núcleo del municipio. De esta forma, el padre de la niña acudió a la casa de los vecinos a quienes pidió la llave así como compañía para acudir hasta a la vivienda.

   De este modo, según la versión del Consistorio, fue el padre y un vecino quien encontró los cuerpos sin vida de las tres mujeres, de forma que, según la hipótesis inicial, la mujer dio muerte a su madre con un hacha mientras que asfixió a la pequeña y, posteriormente, se quitó la vida en una horca.

   Fuentes de la Comandancia almeriense informaron a Europa Press de que fue una vecina de la zona quien alertó a los servicios médicos y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, quienes tan solo pudieron certificar la muerte de las tres mujeres y dar inicio a la investigación para esclarecer las circunstancias del doble crimen.

UNA POSIBLE MARCHA

   El primer edil de Sorbas explicó que la familia era "bastante conocida" en el municipio ya que el abuelo de la pequeña fue funcionario municipal hasta el pasado mes de enero, cuando se jubiló. De esta forma, el regidor apuntó a que la presunta homicida vivía en el municipio desde hace "algunos años", concretamente desde 2002, y que actualmente se encontraba separada del padre de su hija.

   Así, el primer edil destacó que la mujer, de quien en principio no se conoce que estuviera en situación de enfermedad o depresión, acudió el pasado 12 de febrero a las dependencias municipales para darse de baja en el padrón municipal --hecho que no llegó a consumar--, si bien esta circunstancia "no hizo sospechar" ningún acontecimiento posterior.

   En este sentido, desde el Consistorio se contempla la posibilidad de que la mujer quisiera volver a su país natal y dejar el municipio, motivo por el que se encontraba en el domicilio familiar la abuela de la pequeña. El Juzgado de Instrucción número 3 de Almería se ha hecho cargo de las diligencias relacionadas con el suceso.

Hacia las 20:30 horas de ayer, 14 de febrero, la Guardia Civil tuvo conocimiento de que tres personas se encontraban fallecidas en un cortijo situado en la barriada “El Mayordomo”, en el término municipal de Sorbas.

Personados los agentes en el lugar del hecho, encontraron los cadáveres de las mujeres M.G.G., nacida en 1974 en Bélgica; su madre, S.B, natural de Bélgica y nacida en 1943 y de una menor de 4 años de nacionalidad española e hija de la primera mujer citada.

Pendientes del preceptivo estudio Forense, los primeros indicios de la investigación apuntan a la posibilidad de que M.G.G. fuese la autora de la muerte de las otras dos mujeres, habiéndose quitado la vida a continuación.

La Guardia Civil Continúa sus investigaciones hasta el total esclarecimiento de los hechos, cuyas diligencias han sido trasladadas al Juzgado de Instrucción nº 3 de Almería

Por su parte, el alcalde de Sorbas (Almería), José Fernández, anunció hoy tres días de luto oficial por la muerte de tres vecinas de la localidad, dos mujeres de 67 y 36 años y una niña de cuatro años, cuyos cuerpos aparecieron en el interior de un cortijo de la pedanía de El Mayordomo en torno a las 20,30 horas de la tarde de ayer.

   En declaraciones a Europa Press, Fernández, quien indicó que el Consistorio también ha suspendido los actos de carnaval pendientes en la localidad, señaló que fue la mujer más joven identificada como M.G.G., de nacionalidad belga, quien presuntamente acabó con la vida de su madre --identificada como S.B. y también belga-- con un hacha y, posteriormente, con la de su hija, quien murió por asfixia.

   De esta forma, según la versión municipal, la mujer se quitó la vida posteriormente con una horca, aunque habrá que esperar a los resultados de las autopsias para comprobar los extremos en los que murieron, según informó un portavoz de la Comandancia.

   Fernández explicó que la familia era "bastante conocida" en el municipio ya que el abuelo de la pequeña fue funcionario municipal hasta el pasado mes de enero, cuando se jubiló. De esta forma, el regidor apuntó a que la presunta homicida, de procedencia belga, vivía en el municipio desde hace "algunos años" y que actualmente se encontraba separada del padre de su hija, un joven natural de Sorbas.

   Así, el primer edil destacó que la mujer, de quien en principio no se conoce que estuviera en situación de enfermedad o depresión, acudió el pasado 13 de febrero a las dependencias municipales para darse de baja en el padrón municipal, si bien esta circunstancia "no hizo sospechar" ningún acontecimiento posterior.

   El Juzgado de Instrucción número 3 de Almería se ha hecho cargo de las diligencias relacionadas con el crimen, el cual todavía investigan agentes de la Policía Judicial en el lugar de los hechos.

Última actualización el Miércoles, 17 de Febrero de 2010 00:31  

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Título:
Comentario:
Banner

Nos visitan

Tenemos 3297 invitados conectado(s)

Últimos comentarios,De la categoría: "Sociedad"

Recomendacones Facebook

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

El tiempo en Almeria

Síguenos en:

FacebookTwitter

Opinión

La contradicción destructiva de los Tribunales

article thumbnail

Se ha documentado la falsedad cometida por la Junta de Andalucía, para la obtención de una millonaria subvención concedida a una de sus empresas, s [ ... ]


La complicidad del silencio

article thumbnail

El silencio se ha convertido en un indicador político de primera magnitud que delata comportamientos en los que no debe reflejarse personaje polític [ ... ]


Encuesta

Un 30% de delitos tipo estándar están participados por adolescentes. ¿Como los prevendría?
 

Chiste del dia

jaja Chistes

 

Publicidad bajo coste

 


Tú opinas