La Gaceta de Almería

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Motivación ¿Negativa?

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 

En una ocasión Milton Friedman afirmó que cualquier gratificación a los trabajadores que excediera de las regulaciones acordadas equivalía a engañar a los accionistas. Parece que este sentimiento de antaño todavía hoy no ha desaparecido.

En unos de mis debates sobre economía un amigo me decía que el dinero llama al dinero, no es mentira, es una realidad que a todos nos ha hecho testigos del asesinato del humanismo económico. Mi amigo llevaba razón pero no termino la frase “el dinero llama al dinero pero este se termina agotando”. Hay que recordar que el capital es solo otro factor más de nuestra empresa, un factor que debe de ayudar a motivar a los otros dos factores; trabajadores y dirección.

Yo quiero lanzar una pregunta al aire; ¿Creen que es necesario invertir en motivación? No sé si en un futuro podre llegar a dirigir una empresa pero mi respuesta es un rotundo SI. Muchos pensaran que la respuesta es lógica y evidente pero la realidad es otra. El reconocimiento, personal y financiero, de los éxitos no debe suponer un coste innecesario sino una aportación imprescindible del capital a nuestra productividad. La decisión de la directiva sobre si realizar esta inversión se puede resumir en tener un clima laboral de motivación o de oposición. Si aquellos que trabajan por el éxito de nuestra empresa, por su rendimiento y calidad no se encuentran reconocidos lo considerarán una injusticia. Soy de los que piensan que la fe mueve montañas pero solo si quien defiende esa fe se entrega en cuerpo y alma sino el resultado es claro: conformismo mediocre.

Carecer de un objetivo personal desanima al trabajador pero también lo desanima no tener un objetivo común con el que sentirse identificado. Un empresario puede leer esto y pensar que el solo busca el éxito financiero y optimizar sus oportunidades de capital. Ahora, querido señor empresario ¿Ha pensado usted que en el caso de que sus trabajadores se opongan a sus objetivos y luchen por la justicia que hacer? Alguien puede pensar despedirlos a todos pero si nuestra organización falla por culpa de no defender los intereses de quien tiene parte de culpa de mi éxito ¿Qué imagen dará mi empresa? ¿Qué pensara el mercado de mí? ¿Quién confiara en mí? Claro está que todo esto esta exagerado pero lo que no es tan exagerado, en este caso, es llevarme la empresa del país en el que desarrolla su actividad e irme a otro con ventajas para mí y retrocesos en el mundo ( No debo comprar siempre al precio más barato sino al menor coste).
Vivimos en la sociedad del conocimiento, un conocimiento que se llama así mismo y no se agota. Nuestra economía y condiciones laborales se caracterizan por la competitividad global y un intenso progreso. Este progreso nos exige descubrir nuevos caminos. Estos nuevos caminos solo se construirán si mis trabajadores se sienten identificados con mis objetivos y mi conducta de dirección se basa en repartir en ellos responsabilidades. ¿Cuál es el resultado de todo esto? Que mi productividad se multiplica.

Última actualización el Jueves, 08 de Marzo de 2012 01:36  

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Título:
Comentario:
Banner

Nos visitan

Tenemos 2177 invitados conectado(s)

Últimos comentarios,De la categoría: "El Mirador"

Recomendacones Facebook

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

El tiempo en Almeria

Síguenos en:

FacebookTwitter

Opinión

Justicia ‘gourmet’

article thumbnail

Durante años consiguió engañar a muchos, haciéndose pasar por el más moderado del ala oeste del Partido Popular, pero al final el señor Alberto  [ ... ]


La culpa es del otro

article thumbnail

Según la Encuesta de Población Activa del INE, en el cuarto trimestre de 2001 se encontraban desempleadas en Andalucía 660.800 personas, lo que sup [ ... ]


Encuesta

¿La Semana Santa ha perdido su sentido religioso?
 

Chiste del dia

jaja Chistes

 

Publicidad bajo coste

 


Tú opinas